Nadia Comaneci, la gimnasta perfecta

AUTHOR 

Nadia Comaneci : La década de los ochenta fue un excelente campo de cultivo para comercializar películas referentes al mundo del deporte, quizás porque la moda de la época se relacionaba intrínsecamente con aspectos deportivos; sólo nos basta recordar las típicas camperas de liga utilizada por los jóvenes y las zapatillas de tenis que las mujeres combinaban hasta con lo impensable.

En este contexto, surgieron filmes que hoy son considerados de culto, como por ejemplo “Chariots of Fire”, “The Karate Kid”, “Ice Castles”, e incluso biográficas como lo fue el caso del largometraje “Nadia”, estrenado en 1984 y donde se relataba la vida de la atleta Nadia Comaneci. Es que su historia en el deporte fue verdaderamente un sueño.

Había nacido el 12 de noviembre de 1961 en el pequeño pueblo rumano de Onesti, y sólo tenía seis años de edad cuando fue descubierta por Bela Karolyi, quien al cabo de un tiempo terminó convirtiéndose en su entrenador.

Su carrera como competidora profesional en la disciplina de gimnasia artística a nivel olímpico se inició en el año 1970, siendo miembro del equipo de su ciudad, y logrando a través de diversos torneos obtener las primeras victorias de su trayectoria como deportista.

                          

Poco después, cuando ya había cumplido los 13 años, Nadia participó del prestigioso Campeonato Europeo de Gimnasia en Skien, en Noruega, competencia en la que obtuvo tres medallas de oro y una de plata, comenzando así un camino de éxito que la llevaría a convertirse en campeona mundial y ser elegida por Associated Press como la Atleta del Año en 1975.

EL FAMOSO 10

Con sólo 14 años Nadia Comaneci se convirtió en un modelo a seguir por jóvenes y no tan jóvenes. Su frescura de movimientos y su agilidad hicieron historia en los Juegos Olímpicos de 1976. Aquel año, esa niña con coleta se metió al jurado en el bolsillo y logró el primer 10 de la historia. Hasta la saciedad se ha contado la anécdota de que los marcadores no estaban pensados para recoger la considerada puntuación perfecta y en lugar del 10 otorgado por los jueces reflejaron un 1. Un hecho que despistó por un momento a una inocente Comaneci que vio cómo su vida daba un giro radical.

Su desenvolvimiento impecable y su talento le permitieron en 1976 competir en los Juegos Olímpicos de Montreal y obtener cuatro medallas de oro y una de plata, mientras que en los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980 logró dos medallas de oro y dos de plata.

Con una vida realmente intensa, y varias veces premiada por su talento deportivo, en la actualidad Nadia Comaneci dirige la Academia Gimnástica Bart Conner en Oklahoma, cumple el rol de editora de la revista International Gymnast Magazine, y posee su propia productora de televisión llamada Perfect 10 Productions, dedicada exclusivamente a las retransmisiones deportivas.

Además ha creado su propia marca de línea de cosméticos Gerovital Nadia Comanecci Treatment, y entre sus actividades diarias siempre sabe hacerse del tiempo necesario para colaborar con diversas fundaciones sin fines de lucro y orfanatos rumanos.

                                

Deje un comentario