Jackie Robinson y su gran legado

AUTHOR 
Si Jackie Robinson solo hubiese formado parte de un equipo de beisbol, eso solo habría bastado para asegurarle un lugar en la historia del juego. Pero Robinson hizo mucho más que convertir el beisbol en el verdadero pasatiempo nacional. Resulta sencillo pasar por alto la clase de jugador de beisbol que era. Llevó los Dodgers de Brooklyn a seis campeonatos en diez años (además de su única Serie Mundial) y fue seleccionado Novato del Año en 1947 y JMV en 1949.
 
Cuando los Dodgers también tenían a los Salones de la Fama, Duke Snider, Pee Wee Reese y Roy Campanella, Robinson los obligó, mediante su ejemplo, a elevar su juego, tal como hizo con todos sus demás compañeros de equipo. El segunda base de los Cardenales, Red Schoendienst dijo una vez, "de no ser por él los Dodgers estarían en segunda división". Llevado por la historia y su temperamento, Robinson desconcertaba los lanzadores al danzar hacia primera base y tenía suficiente velocidad como para robarse la goma en 19 ocasiones, 5 veces en una temporada. Mejoró su promedio de .300 por seis temporadas consecutivas, y se retiró con un promedio de .311. Era un primera, segunda y tercera base regular y jardinero izquierdo y encabezó los segunda base de la liga en doble plays cuatro años consecutivos (1949-1952).
 
El primer hombre de cuatro letras de UCLA (beisbol, baloncesto, futbol y pista) siguió adelante y entró a la Escuela de Cadetes del Ejército. Allí fue sometido a una corte marcial, entonces renunció, cuando rehusó sentarse en la parte trasera de un autobús. Luego de las restricciones con los Monarchs de Kansas City y el club de entrenamiento Montreal Royals de los Dodgers, realizó su debut en liga mayor con los Dodgers en 1947 a la avanzada edad de 28 años; Robby bateó .297, anotó 125 carreras, y llevó su equipo a un campeonato. 
 
Ese otoño finalizó segundo en una encuesta frente a Bing Crosby como el hombre más popular en Estados Unidos.
Robinson, en apenas su segundo año, se convirtió en el líder del equipo de los Dodgers. Inició en el equipo Todos Estrellas por primera vez de seis ocasiones (cuatro como segunda base) en 1949, encabezó la liga en bateo, fue seleccionado como JMV, y llevó a los Dodgers a otro campeonato.
 

Deje un comentario