Noqueado por los problemas, Tyson Fury entrega sus títulos mundiales

AUTHOR 

El boxeador británico Tyson Fury decidió dejar vacantes sus títulos de la Organización y la Asociación Mundial de Boxeo (OMB y AMB), con el objetivo de concentrarse en tratamientos para superar varios problemas personales, entre ellos, el consumo de drogas.

Los promotores de Fury emitieron un comunicado en el que confirmaron la decisión, que llegó después de que el boxeador se bajó por segunda vez de una pelea de revancha contra Wladimir Klitschko. El británico canceló su participación en el combate tras admitir sus problemas con la cocaína y el alcohol.

"No soy capaz de defender el título en esta ocasión, y he tomado la difícil decisión de dejar oficialmente vacantes mis preciados títulos mundiales, para desearles a los próximos contendientes lo mejor, mientras yo enfrento otro gran desafío en mi vida. Sé que, como ocurrió con Klitschko, lo conseguiré", indicó el púgil.

La decisión de dejar vacantes los cetros prepararía la escena para un combate entre Klitschko y Anthony Joshua, en busca de unificar los títulos de la categoría. Habrían comenzado ya las negociaciones entre ambos bandos.

La firma Hennessy Sports, promotora de Fury, emitió el comunicado en que confirmó la decisión del boxeador "por respeto a los organismos rectores, el boxeo y la división de los pesados".

En diferentes entrevistas, Fury dijo que había consumido cocaína y alcohol para lidiar con un trastorno maníaco-depresivo: "He salido a beber, del lunes al viernes y al domingo. He consumido drogas, cocaína, en muchas, muchas ocasiones durante los últimos seis meses. Sólo espero que alguien me mate antes de que yo lo haga", reveló en la revista Rolling Stones.

Ante esta decisión, la Federación Británica de Boxeo anunció la suspensión de la licencia de Tyson Fury, quien se enfocará en la recuperación de su grave condición médica.

Con información de AP.

Deje un comentario