Canelo vence por decisión unánime al Junior en 12 asaltos

AUTHOR 

Saúl “Canelo” Álvarez derrotó por decisión unánime en 12 asaltos a Julio César Chávez Jr., la noche del sábado en el ring del T-Mobile Arena en Las Vegas, en medio de estraordinaria expectativa entre dos boxeadores mexicanos. El fervor de los aficionados fue algo emocionante.

Los árbitros dieron un puntaje de 120-109 los tres, pues no hubo ninguna duda de que el peleador que impuso condiciones siempre fue Canelo.

 El gran vencedor de la noche fue Oscar de la Hoya con su empresa Golden Boy Promotions que supo crear un interés enorme.“La rivalidad entre ambos fue una inspiración”, dijo Canelo tras su victoria. “Demostré que sé boxear e hice lo necesario para ganar”.

Sobre el ring, sin embargo, fue un concierto a una sola voz, porque Canelo llevó siempre la iniciativa y Chávez Jr. no tuvo respuesta como para poner en peligro a su rival.

Hay que destacar la valentía de Julio César que resistió hasta el final, y parecía que su objetivo era terminar de pie los 12 asaltos. Era una cuestión de orgullo.

“Me faltó distancia porque no he peleado mucho”, dijo Chávez Jr. “Esa fue la clave”.

Desde el principio, el Canelo impuso condiciones. El primer round terminó con ventaja para Canelo sobre el Junior.

Empezado el segundo asalto, el Canelo imponía su autoridad y conectó sólidos jabs. El Jr. se mostraba valiente, pero hacía pensar que eso no le iba a alcanzar.

En el tercer asalto, Canelo trabajó muy bien e hizo sangrar de la naríz al Jr. Al final, JC reaccionó, pero desde ya daba la impresión que si no se apuraba perdería la pelea.

En el cuarto asalto, Canelo le dio duro y en todas las formas al Jr. que solo retrocedía y aparecía poco en el ataque. Velocidad y precisión demostró Canelo en el quinto, quien iba acumulando puntos y llevando la pelea hacia donde más le convenía.

Canelo terminó el sexto asalto con una buena combinación de golpes que sacudieron a Julio César, a quien su esquina lo apuraba. Algo reaccionó JC en el séptimo, pero la ventaja que tenía el Canelo era muy amplia.

Hasta el octavo asalto se veía claro que solo un KO le daría la victoria al Junior. En el noveno asalto, Canelo esperó, tomó aire y contragolpeó, sin embargo fue uno de los mejores rounds de JC.

Canelo impuso su fuerza y dominó al Junior en el décimo round. En el asalto #11, la esquina advirtió al Canelo que no se equivocara contra el Junior y que había que cuidar la victoria.

En el décimo segundo asalto, Canelo dio los golpes más fuertes y cerró la noche con amplia superioridad sobre el Junior. Canelo vencía por decisión unánime al Junior en 12 asaltos.

Kenny Bayless fue el árbitro.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/boxeo/article149134404.html#storylink=cpy

 

Deje un comentario